miércoles, 22 de diciembre de 2010

Ritos y Religiones

Ya es media noche y esta ciudad de ladrillo parece real.


Las religiones se han caracterizado por tener tres cosas: espacios, objetos y acciones de culto. También se podría hablar de palabras, pensamientos, entre otros; en pleno siglo XXI muchos ciudadanos se denominan no creyentes y lo que algunos grupos descubren es que se cree en cosas nuevas. Entre las nuevas tendencias de pensamiento mitológico o más bien cosmología están: la ciencia, el sexo, la sexualidad, la democracia, la vida y la seguridad.

Hay que hablar de pensamiento científico, sus espacios son diversos, algunas ocasiones laboratorios, otras el planeta mismo pero por sobre todas las cosas se situa en un único lugar: lo que se considera real. No hacemos experimentos mientras dormimos y luego los mostramos como reales es más, no hay ciencia que se haga a partir de los sueños sino acerca de ellos ¿qué es real? La amada academia no ha sabido responder esta pregunta, incialmente sus pilares se basaban en los sentidos pero desde la incursiónde la teoría atómica, del modelo probabilístico más específicamente cabe resaltar que los procesos lógicos también sirven para hablar de lo que es y no es real. Los objetos de culto son varios, ya muy conocidos y sobre todo muy prácticos. Las palabras, quizás esta es la institución que más ama y se escabulle de la argumentación, en síntesis: "sabe por qué afirma pero ignora por qué niega". Es una religión oficial es decir es aceptada y escuchada por entidades estatales al punto de influir en decisiones políticas tales como la educación, una buena imagen mental para ejemplificar lo dicho es el profesor de física diciendo: "es poco probable que exista vida fuera del planeta".
El sexo y la sexualidad por más de que se diga que es algo muy libre y diverso, presenta serias tendencias y fuertes bases, leyendas y mitos. Su lugar de culto es la cama principalmente, qué curioso el lugar donde se duerme pero si vamos más lejos, es el mismo cuerpo. Para muchos es exitante jugar con el concepto de lo público y lo privado (¿hay algo más religioso?) para otros la seguridad es primordial. Los objetos de culto son varios si se enfatiza en los juguetes sexuales; yendo más lejos se nota una clara tendencia en la objetualización del otro; el punto no es decir qué es sexo y qué es sexualidad, es necesario aclarar que el componente religioso de sociedades, las más grandes del mundo, la gran mayoría se basa en las formas de genitalidad y heterosexualidad adoptadas. Por más de que se afirme que occidente salió del closet, las acciones estatales, regionales, públicas, privadas y locales están permeadas por un concepto de dualidad y oposición. Lo bueno es ser heterosexual, lo malo es ser algo que no sea heterosexual. Lo bueno es el sexo genital, lo malo es aquello que no es única y exclusivamente genital. De ahí que se creen sectas igualmente oficiales como la LGTB, promulga la adición y comprensión desarrollando en la práctica acciones de segregación y rechazo bastante evidentes.
La mayoría de países en el mundo defienden la democracia, es la religión más fuerte y agresiva, actualmente presenta fuertes cacerías de brujas injustificadas. Parte de varias premisas, la principal que todos merecemos equidad o igualdad. Se desarrolla con la elección de figuras de poder por medio de voto popular. Se autodenomina, la religión formal, real y más conveniente. Invade países del oriente lejano y cercano bajo la concepción de un mundo igualitario. Lo curioso de este sistema es que presenta serias paradojas, el hecho de que la mayoría decida no implica que así se manifieste, si todos votan porque mañana halla eclipse, quizás lo haya, quizás no... Por otro lado bajo el argumento de legalidad se sustentan crímenes y sobretodo se atribuye legitimidad al pensamiento contemporaneo. En palabras más simples, la mayoría remplaza a Dios con o sin mayúscula. Si los votantes deciden que los pelinegros deben ser asesinados, así se hará y legitimará, Hitler fue elegido democráticamente. Si los votantes creen que tienen derecho a comer carne en Bogotá, se matan miles de animales diariamente en nombre del sustento de la población citadina. El lugar de culto es el mundo, los objetos son las banderas y las acciones, invasiones al mundo entero.
Frase lema:
"-¿qué vamos a hacer hoy Cerebro?-dice Pinky-
-tratar de conquistar el mundo-responde Cerebro"
La vida es defendida por encima de cualquier cosa, quizás yo pertenezco a esta religión. Cabe aclarar que entiende por vida, la vida del cuerpo. Sus acciones más claras se ven en la eutanasia, más bien, en la negación de la misma a costa de todo. Su lugar es de nuevo el cuerpo. Sus objetos de culto, de igual manera el cuerpo y sus acciones rituales... el nacimiento. Cabe aclarar que en nombre de este concepto se cometen guerras y asesinatos, por paradógico que suene los dioses se contradicen siempre. Debería repensarse si la eutanasia no es una decisión personal. Permeado el mundo de democráticos, las mayorías creen tener el derecho de decidir sobre la muerte del otro ¿no es la muerte un derecho humano? El derecho a morir dignamente...
La seguridad es el concepto lema del occidente; enemigos hay por todos lados y no cabe la menor duda de que el concepto expuesto legitima cualquier sistema ¿antidemocrático? En Alaska hay bases con teconología bastante avanzada, de igual forma en la zona rusa en cercanías a EEUU. América del Sur se militariza, hace algunas décadas estaban instalados misiles soviéticos en algunos países de Latino América. El lugar de culto es el tercer mundo, los objetos de culto las armas y las acciones de culto, la destrucción total. Esta religión se caracteriza por ser prima hermana de la democracia, sustentada por la vida de algunos, apoyada de manera indirecta por la ciencia y por instintuciones de poder.
Lema:
"aquel pacificador que pacifique a los pacificadores, buen pacificador será"
Nota de/l(a) autor(a): creo en la verdad, en la alegría y el amor, aunque no entienda estos conceptos.

2 comentarios:

ClothoBoBardi dijo...

Yo pertenezco a la religión del chocolate negro, con avellanas, con naranja, con leche, con especias... ¡Adoro el chocolate! Jajaja :-)

Me parece una visión muy interesante, Vicky. Además de compleja. Medito tus palabras.

¡Un abrazoOOO Vicky! ¡Pasa unas felices fiestas!

PD: Soy rata :-)

Oz Vega dijo...

Mi religión... ser feliz!
y por lo menos lo intento.
Pasaba a saludar y a desear unas felices fiestas y todo el exito del mundo el año que viene
un abrazo