domingo, 21 de abril de 2019

La Batalla por la Paz, Juan Manuel Santos (26/50)

Escrito por el expresidente de Colombia y ganador del premio Nobel de paz en 2016, es un relato de cómo se llegó a un acuerdo de paz con la guerrilla marxista, más grande de Colombia. 

Inicia con una explicación del conflicto colombiano, característico por tener grupos armados de la extrema izquierda y de la extrema derecha. Además, de contener un pasado previo a las guerrillas en el que los partidos políticos se aniquilaban de acuerdo a su filiación ideológica. Un libro esperado, en la medida que el expresidente y autor, resultaba una de las personas más difíciles de leer en cuanto a sus convicciones políticas.

En el texto, se presenta a sí mismo como un halcón que combatió incansablemente a los grupos guerrilleros, al punto de que lo llamaban el "verdugo". Durante esa época oscura, se presentaron situaciones terribles para la legitimidad del Estado como fue el caso de los falsos positivos: El ejército asesinó jóvenes inocentes y los presentó como bajas del combate. Precisamente, esta filiación con una ultra derecha irracional, hacía pensar al país en la inviabilidad de proyectos más humanistas y civilizados en su gobierno.

Su discurso, evoluciona de las derrotas del combate a la búsqueda de la paz. Lo increíble, es que detrás de la imagen inicialmente construida, el autor sale del clóset y reconoce cómo participó de iniciativas como la reunión en la Abadía de Monserrat, con el objetivo de finalizar el conflicto.

La historia narra cómo intervinieron personas como Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo en la construcción del único proceso de paz enmarcado en el Estatuto de Roma. Y es que un proceso de paz, es inevitable que pase por críticas como las "de impunidad" o "de imperfección" considerando que precisamente es posible que sea concebido en el marco de la "justicia transicional".

Me emocionó leer el momento del plebiscito y el del otorgamiento del Nobel. Los colombianos tenemos historias personales para cada uno de esos momentos. Llegamos a sentir que el país se nos iba de las manos.

Aún hoy, estamos pensativos, debido a que la extrema derecha, vía el actual presidente, buscan bombardear el proceso de paz en instancias como el senado de la República. Falta ver si este libro tiene la fuerza para cambiar la opinión pública y librarnos de un futuro oscuro.

domingo, 31 de marzo de 2019

Swing Time, Zadie Smith (25/50)


-->


“Swing Time” o si se quiere “Momento de Swing” hace parte de las novelas recientes de la escritora británica Zadie Smith. Tuve la oportunidad de comprar una edición en inglés en una librería con una banderita LGBTI ondeándose en la entrada, cuando estuve en Viena.

A grandes rasgos, la historia se puede resumir como la vida de una mujer birracial, que tras frustrar su sueño de ser una bailarina, debe enfrentarse a ser el apéndice de una cantante de pop (Aimee), despertar a la realidad de un país africano, perder a su madre y ver cómo su amiga de infancia (Tracey) cumple cabalmente con el destino que le impuso la sociedad, a pesar de sus talentos.

Contada en primera persona y en tiempo pasado, la narradora logra crear un paralelo entre ella y su amiga, que son iguales en cuanto a su contexto social y aparentemente, también frente a su identidad étnica. No obstante, las madres de los dos personajes marcan una diferencia tajante en las decisiones y en las opciones que se les presentan. La madre de la protagonista, es alguien que a pesar de venir de la dificultad, hace un esfuerzo importante para terminar una carrera y escalar socialmente. Esto no impide que tenga tabús y miramientos con lo que desea para su hija. Especialmente, cuando se trata de alejarla de su sueño de ser bailarina o una vez ella es adulta, en interferir en su relación con su jefe, bombardeando la labor social que desempeñan.

Tracey es el elemento paralelo, la “otra realidad” que podría haber tenido la narradora, de haber seguido sus deseos. Ella era seductora, precoz respecto a los chicos y a diferencia de quien cuenta la historia, tenía un talento innato para bailar. En el cénit de su profesión, la protagonista va a verla a escondidas, mientras vive una vida eclipsada por los deseos y las niñerías de una cantante. Finalmente, casi siguiendo un libreto otorgado a las zonas deprimidas de las ciudades, se embaraza y tiene problemas con los trabajadores sociales.

Uno de los elementos que puede ser peligroso para la calidad de la obra, son los tabús sociales, representados en la obra. Esto, debido a que pueden presentarse como rutas fáciles o clichés para enaltecer el nivel de la novela. En su lugar, creo que la escritora logra atmósferas naturales cuando describe al papá de la protagonista teniendo sexo con una muñeca inflable o cuando hace referencia a las mujeres británicas que compran con regalos a adolescentes africanos.

A pesar de que se esperaría que la raza o el género fueran elementos protagónicos, en mi opinión, el centro de la historia está relacionado con la esperanza y el destino. La esperanza como el motor que impulsa a los seres humanos a seguir creyendo en experiencias como el amor, a pesar de las heridas y el pasado. Esta claramente se manifiesta cuando la narradora le compra un pasaje de vuelo a Lamin, desde África hasta Londres. Y el destino, materializado en los múltiples niños que tiene Tracey con diferentes papás, a pesar de haber sido una bailarina talentosa y elegante.

La madre de la narradora es de los personajes que más cuesta clasificar o describir. Porque definitivamente marca los caminos que ella debe tomar, casi de manera asfixiante. Sin embargo, es inevitable percibirla indefensa y necesitada de protección. Inclusive, sentir el impulso que toma la narradora de protegerla del resentimiento y los abusos de Tracey.

Lo que más me gustó, además de la evolución de la personalidad de la madre, fue la escena del epílogo en el que Tracey está bailando con sus hijos en el balcón. Sin duda una imagen preciosa.

viernes, 22 de marzo de 2019

La Ciudad, La Tarde y Tú - Nazim Hikmet

Entre mis brazos están desnudas
la ciudad, la tarde y tú
su claridad ilumina mi rostro
y también el olor de sus cabellos
¿De quién son estos latidos
que baten bom bom y se confunden con nuestra respiración?
¿Tuyos? ¿De la ciudad? ¿De la tarde?
¿Dónde termina la tarde dónde comienza la ciudad,
dónde termina la ciudad, dónde comienzas tú,
dónde termino yo, dónde comienzo?