lunes, 24 de enero de 2011


Dos cosas que no perdona un niño: que lo lastimen y que no lo amen.

4 comentarios:

ALA_STRANGE dijo...

es que lastimar a un niño no tiene perdon

mario dijo...

más viejos casi siempre el amor va muy unido a salir herido o herir inclusive, más viejos se vuelve tolerable...

salud


m

ClothoBoBardi dijo...

Leo tus palabras, y miro la imagen que colocas. Pienso en los niños, y pienso en Dumbo. Cuesta creer que alguien pueda hacer daño o no amar a un niño, pero es un hecho que ocurre. Ahora estoy leyendo el libro de un gran amigo. Uno de los relatos que recoge habla precisamente de una niña que vivía en un vertedero y cierra con..."A la mañana siguiente, un antiguo vecino de vertedero le arrancó el anillo del anular. La mano, rígida como el plomo, sobresalía de una bolsa negra." Inicio y final de un texto duro, cortante... El día a día de una realidad no tan lejana. Hay muchas maneras de lastimar y de no amar.

Gracias Vicky por darles voz.

Y... ¡mil gracias por seguir publicando cosas aunque aún no estés recuperada del brazo! Pero... ¡No fuerces mucho! Espero que te recuperes del todo muy, muy pronto.

¡¡Un besoteee EnOOOrmee!!
Muack :-*

Elena P.G. dijo...

Incluso cuando se hace mayor, al niño que lleva dentro le cuesta perdonar ese dolor que le produjeron y que le llenó de cicatrices.
Preciosa foto para acompañar una frase tan certera