domingo, 6 de noviembre de 2011

Ángel de MI guarda

Días como hoy te quería agradecer por tu labor. Sé que soy una persona difícil, aburrida y sin humor. También sé que me adoras, yo te adoro a ti. A veces me pongo bravo y te digo que no sirves para nada porque no soy consciente que la vida es una obra mía y de nadie más. Desde niño tu presencia la he sentido con mucha, mucha fuerza. He caminado ya llegada la noche por lugares muy oscuros, he recorrido parques llenos de personas que me podrían hacer daño, inclusive he perdido la esperanza. Sé que mi vida es agitada y entiendo que no te ayudo mucho que digamos en tu tarea. Soy consciente que cada noche cuando digo: !qué cansancio¡, la labor se ha cumplido, tú también lo haces, aunque no sé si duermas.

Gracias por amar a una persona como yo, alguien una vez dijo que yo era un fosforito. No se equivocaba...

2 comentarios:

ClothoBoBardi dijo...

"yo era fosforito"... ¡me encanta!

Quike dijo...

Querida Vicky siempre tan sincera, tan directa, tan pasional y a la vez tan sencilla y tan noble.

Un esponjoso abrazo

Quike micifous