viernes, 13 de septiembre de 2013

Cielo

Alguna vez soñé que estaba en un lugar parecido a una notaría. Estaba muy tenso. Hacía una fila, cuando llegó mi turno la mujer me sonrió y me dijo: "se ha ganado el concurso para ir al cielo". Puso un sello rojo que decía aprobado. Era un niño de 10 años y pensaba que mis pecados eran terribles. Con el pasar de los años, creo menos en los pecados y los cometo más a menudo.

3 comentarios:

Blackmount dijo...

si el infierno son los otros, como dicen, entonces el cielo es uno mismo?

ClothoBoBardi dijo...

Sí, creo haber experimentado sensaciones muy parecidas pero... efectivamente, con el tiempo te ríes y dices... ¡Vengaaaaaa! Jajaja... ¡Un abrazo, Vicky!

Elena P.G. dijo...

Descubrimos que los pecados que ellos decían suelen ser nuestros placeres...