miércoles, 15 de septiembre de 2010

Estrella

Hoy vi la noche, como un día te econtré a ti. Últimamente no sé qué me sucede pero he comenzado a memorar la gente que valió la pena, aquella que me cambió para siempre y dejará su ritmo celeste en mi forma de bailar en la lluvia. Ni siquiera mis amigos más cercanos me han visto llorar herido de amor, ensangrentando el teclado de lágrimas ligeras, pero al mismo tiempo arteriales. Recuerdo que hablábamos de muchas cosas, sin embargo todo era tan mágico, desde el anonimato de nuestras identidades hasta la manera tan genial de entendernos.

Un día, más bien, ése día que cambiará mi biografía por mucho tiempo, estabas tú ahí. Un teclado sirvió de medio para hacerte llegar mi fragilidad, como a nadie se la había hecho llegar. Recuerdo que te conté frustración por frustración, mientras se humedecía el sendero y como Alicia en las maravillas me ahogaba en lágrimas. Una vez me dijiste que cuando veías la luna te acordabas de mí, vaya halago, yo, no sé porqué, pero me acordé de ti... con mucho cariño... y nostalgia. Nunca más volvía a saber de ti, es más, desapareciste.

La noche es hermosa y extensa y tú, tal vez eres como tu seudónimo, una estrella en el firmamento para recordar con misterio y cariño... estrella.

4 comentarios:

ClothoBoBardi dijo...

Las estrellas siempre reaparecen, estoy convencida :-)

Un besitoOo Vicky!! MMUUAAA!!

Garsil dijo...

Buenas tardes... Al final del túnel,
la luz impresa de rojo encendido,
besos refractados en la lluvia,
arco y colores enredados en mi cielo.

Al otro extremo del túnel,
voces de cristal implorando pasión,
rocío celestial de genes matizados,
simples yo desencadenados.

¡Y en el centro nada!
Gracias. Garsil

Pircamita dijo...

Y si simplemente dejaramos de observar el firmamento?, y si simplemente las lucecitas que estan perdidas en aquel tan grande firmamento dejaran de brillar con la naturalidad de su escencia?...
Me gusta esos brillos, esos brillos que nos observan mediante los caminos lentos y ligeros de nuestro caminar.

Hace dias que no me detengo a observar el firmamento, hace dias que no me llama la atencion una estrella.

Saludos!!!

foton dijo...

Las despedidas son terribles !!. Personalmente nunca me gustaron.
Pero peor es cuando la persona por la cual sientes cierto afecto desaparece.

Que delicados...yo hasta diria fragiles son tus sueños.

Saludos.