sábado, 4 de septiembre de 2010

Las brujas y los hombres

Recuerdo cuando en "Conversaciones con Violeta" de Florence Thomas, la autora dice: "por lo menos sabemos volar".

Cuando la inquisición comenzó a perseguir a las mujeres, porque no perseguía brujas, perseguía mujeres principalmente, argumentaba que en las noches salían desnudas a los bosques para encuentros, famosos encuentros llamados: "aquelarres".

Abro facebook, lo primero que encuentro es un test sobre posiciones sexuales que uno de mis contactos tomó. Lo único que pude hacer fue suspirar con cierto tono a reclamo. Me queda pensar lo siguiende: "los hombre se pierden de mucho". Uno podría decir que la igualdad constitucional de los dos sexos, permitió que experimentáramos nuevas realidades, que decosnstruyéramos modelos hombre y mujer pero últimamente he notado que no es cierto. Hay una injusticia sexual generalizada, la forma en la que unos y otros viven la experiencia de inter-relación es bastante injusta con el género masculino. Las mujeres, son unas terratenientes de la piel, saben explorar los caminos del tacto, del olfato, de la imaginación y por qué no, de otros mundos. Por su lado y sin desprestigiar a nadie, creo que los hombres se negaron esa oportunidad... es lamentable la falta de creatividad, sensibilidad y sutileza con la que viven la experiencia. No voy a ser un sacerdote que les diga a los seres cómo vivir su "intimidad", valga el término eufemístico, pero sí me doy el lujo de decir a los cuatro vientos: "se pierden de mucho".

Por eso en concordancia con el libro citado: por lo menos ellas vuelan.

4 comentarios:

El Joker dijo...

Quien no ha volado en los brazos de la persona que ama?

A caso el viento y las alas corresponden al egoismo propio de quienes basan su camino por esta vida sobre lo que tienen entre las piernas?

Me opongo... quizá nuestro vuelo sea mas rapido, mas aventurado y ciertamente vigoroso... es vuelo al fin de cuentas!


Yo he volado en los brazos del ser amado, me han abatido los huracanes de la traición y mis alas se han quemado con los helados vientos de la soledad... y aqui estoy... planeo en suaves brisas sobre un oceano de mil colores... Yo tambien vuelo... y soy hombre.

ClothoBoBardi dijo...

Jajaja... Mmmm... Volar, volar alto...

Quike dijo...

Y a los que las viven a plenitud, la iglesia los hace santos y con cara de amarguetas. Simplemente leer las poesias de San Agustín para ver que el tipo debió ser un riiiico. jejeje
(que pena hoy ando medio mañé) un abrazo.

Garsil dijo...

Buenas tardes... Yo sólo camino,
sin correr muy despacio vivo,
a veces arrastro los pies,
otras me tengo de mis manos.

Será que me pierdo?
Garsil