miércoles, 18 de julio de 2012

Toribío

Cuéntame cerro en llamas ¿a qué sabe la guerra? A explosiones, a sueños desesperados, a secuestros, a abusos. Todos al final se parecen, la violencia nos devuelve al retrato más oscuro de nuestra historia. Dime pájaro apagado ¿por qué se calcinan los sueños tras una bomba? ¿Acaso importa las postura? ¿Si se es de izquierda o de derecha? ¿A qué sabe la soledad de las armas? ¿A qué sabe la impotencia?

3 comentarios:

Elena P.G. dijo...

Sabía cosas de tu país, aunque aquí las noticias de allá nos llegan a cuentagotas. Desconocía la historia dolorosa de Toribío, su población indígena. ¡Qué tristeza!!!!

MauVenom dijo...

Yo te puedo decir a qué sabe la impotencia...

la de muchos lugares y días que se van sin nombre ni recuerdo.

Así es la vida ahora.

Sólo nos queda encontrar una respuesta dentro de nosotros... y sin pensarlo mucho... sólo sintiendo.

Saludos

ClothoBoBardi dijo...

Mal... Supongo que muy mal... :( ¡Cuánta fuerza tiene este texto! No puedo dejar de leerlo una y otra vez. No quisiera conocer ese sabor... Besos, Vicky.