viernes, 17 de agosto de 2012

Hogar

Siempre hubo un atardecer dónde refugiarme...

3 comentarios:

Elena P.G. dijo...

Entonces siempre has sido verdaderamente afortunada. Yo también lo tuve siempre, salvo en una ocasión: por éso conozco la diferencia...

ClothoBoBardi dijo...

El fuego, la luz, el calor... El círculo. Un abrazo, Vicky.

Garsil dijo...

Buenas tardes... Ese refugio,
es el impulso de nuevas fuerzas,
simplemente luchamos y recordamos.
Gracias