domingo, 17 de junio de 2012

Arena Azul



Por un instante de tiempo, quisiera no hablar, no decir, retener el aire y cerrar los ojos... Escuchar los mil sonidos que rápidos, se pierden en la inmensidad. Bastaría un segundo, el aullido de un tigre blanco para descender a lo más profundo de este pecho que vibra. Ya en el fondo, víctima de mi gravidez, recorrería los senderos de la arena azul.

Necesito tiempo para mirar con calma cómo se congela el alma. Me basta con la neblina que suavemente se desliza entre los dedos del explorador. Quiero sentir los golpes de los escombros que caen al mar, las palabras distantes, el cantar de los delfinas y el caminar de la estrella de mar. Deseo una quietud tan elegante como la brisa y tan trascendente como la madrugada.

Creo que lo merezco, la ciudad me ha taladrado con su presencia... Es suficiente, tengo el corazón lleno de concreto y la soledad llena de smog. Me urge caminar las dunas submarinas, pintar bidimensional lo que parecía grande y monocromático, lo que parecía complejo. Estaría satisfecho con esculturas perfiladas por las huellas, o con el vértigo de esos amantes que en las oscuridad descienden cogidos de las manos.

Estoy indigesto de una vida: de cifras, de ciencia, de llorar, de reír, de extrañar... Estoy a punto de vomitar un mundo que lo pide todo y poco da. Me hace, me hace falta rendirme y conocer ese abismo al que le huyen las estrellas. Un lugar apacible que no le interesa ser, ni hacer. Un lugar basto, un lugar sencillo, un lugar donde simplemente sueño con las pupilas abiertas. Necesito descansar el corazón.





FondosTV. (s.f.). Recuperado el 17 de Junio de 2012, de http://www.fondostv.com/wallpaper/Arena-azul/






3 comentarios:

Elena P.G. dijo...

Tómate tu tiempo,pues. El fondo del mar siempre renueva.

Garsil dijo...

Buenas tardes... Nuestra felicidad,
siempre la buscamos en otro,
damos mucho y recibimos poco,
pero tenemos que aprender a ser,
hacer felices a otros,
aprender a ser sabios,
tarea difícil.

ClothoBoBardi dijo...

Comprendo esa necesidad. A mí me embarga desde hace tiempo y no logro salir. Es un texto maravilloso.