jueves, 4 de octubre de 2012

En ese momento me quedé chiquito, todo susurros... Sólo susurros.

2 comentarios:

Elena P.G. dijo...

Los susurros saben siempre su porqué...

ClothoBoBardi dijo...

shhh... shhh... shhh