lunes, 28 de julio de 2014

Agosto



Tú eres el Céfiro del sur,
Los cristales que vibran.
                        Exhalas.

Las cometas salmón
como peces nadan en el aire.
Sueños en el país de la barbarie.

Sopó contempla la sabana
verde y soberbia malaquita.
Fósiles bajo impregnados de lantana,
suenan pasos hacia Guatavita.

Campesinos con ojos de cielo.
La sucia corrupción de los poderosos.
Veredas virreinales bajo el celo
de los caminos neblinosos.

Bogotá tú eres la herida que duerme
sobre hojas de sauce llorón.
Los secretos de mi infancia inerme
yacen sobre la niebla del frailejón.





3 comentarios:

ke dijo...

¡Bello! Y más, con la música.

Luz dijo...

Me encanta la manera en que utilizas los elementos naturales... Siempre logras una atmósfera mágica, hermosa, aérea. GRACIAS.

Elena P.G. dijo...

Cada vez eres mejor poeta. Tu ciudad, Bogotá, está haciendo de tí un magnífico escribidor. Y tu amor por todo lo vivo y hermoso. Chapeau!!!!
Ah, y gracias por la música.