martes, 11 de mayo de 2010

Sin miedo.

Ha caminado los caminos que debía caminar,
ya no tiene miedo a tropezar.
Lo desconocido es su pasión,
la soledad una lengua conocida
y el miedo un mito.
Su cuello recto se conecta con el cielo
y musita palabras de eternidad.
Ya no es guerrero de arena,
ya no se equivoca,
ya no llora,
ya no intenta,
ya no se resigna.
A lo lejos se ve a sí mismo,
desdibuja su pasado,
construye su instinto
disfurta ser distinto.
La niebla del bosque le ha enseñado a amar
sin corazones rotos ni intentos
amar por amar.
Es frágil, valiente, seguro.
Es capaz, locuaz, delicado.
Lo es todo.
Su caminar rodeado de hongos de muerte,
le hablan sobre nacer,
nacer a sí mismo ahora y para siempre.
Nacer real...

2 comentarios:

ClothoBoBardi dijo...

Amar por amar... Sin miedo...
Me ha gustado mucho :-)

He puesto un enlace desde mi blog al tuyo en el espacio "Otros mundos conocidos" para que se anime más gente a leerte y comentarte. Si no estás de acuerdo solo dímelo y lo quito.

Enhorabuena por el blog. Es fantástico!!

Uly! dijo...

Divino