martes, 24 de mayo de 2011

CONFESIONES

A estas cortas alturas de la vida, he descubierto algo. Mi homosexualismo nunca fue un conflicto, el problema era el homosexualismo de los demás. Cualquiera que sea sujeto de discriminación o violencia hacia un homosexual, también "tiene una homosexualidad", por lo menos una forma de concebirla; de este modo... El problema era el homosexual retorcido que "ellos" y "ellas" tenían en la cabeza, no yo.

2 comentarios:

ClothoBoBardi dijo...

Nunca lo había pensado desde este punto de vista...

Un abrazo, Vicky!!

Garsil dijo...

Buenas tardes... La sexualidad humana
se es fuerte o débil,
por la debilidad del sexo fuerte
por el débil...
En suma es débilmente fuerte.
Gracias