sábado, 7 de mayo de 2011

Tú eres luz

Estoy aquí, donde me arrastró la noche, tan seguro en medio de paredes y con la tutela de la noche. Me pregunto... De tantas personas ¿existirás tú? El que me conmueve, el que me hace sonreír de verdad, verdad... Esta ciudad en tus ausencias sabe a largas autopistas y a discotecas llenas de almas con miradas perdidas. Si acaso estás en las estrellas no estaría de más que me enviaras señales.

Me pregunto si quizás... Existió la persona ideal... Sino que un mal movimiento de la vida hizo que desapareciera de este plano. O quizás estás por ahí, mirando al oriente, viendo dragones verdes nacer; me apoyé en una pared imaginando tu abrazo, soñando que por fin los huecos en mi memoria tendrían sentido... Que quizás.... Entendería la vida. Pero mi querido príncipe... Me siento algo desafortunado esperándote. Las personas más grandes me dicen que no existes, que simplemente hay amores ¿tú qué piensas? ¿cómo serás? ¿me abrazarás cuando me encuentres? A lo mejor simplemente hay personas que alimentamos nuestra vida de sueños...

Príncipe, la cuenta regresiva comenzó y hay algo que me dice que las oportunidades de encontrarnos se reducen... En todo caso, si existes y de casualidad pasas por este blog, quiero que sepas que te esperé con una flor blanca en un templo azul... Así de cursi soy, ni un santo, ni un hada, ni un demonio, ni un cielo raso, ni nada que se le parezca... Sólo soy el que vive, la que vive, soy el hombre y la mujer que se encuentran y desencuentran en el mismo cuerpo. Soy la dulzura y la fuerza, el ayer y el hoy, soy un presente del color de la noche, soy una runa, soy una equis en la frente, el fuego en el alma, la iluminación de bares y morideros citadinos....

Principito, si llegaste aquí de casualidad, quiero dejar este post como constancia de que te envio un millón de besos, esté o no esté el día de mañana. Te dedico la oscuridad de la noche, porque simula nuestra búsqueda casi eterna...

Atentamente: un plebeyo.

3 comentarios:

ClothoBoBardi dijo...

Aparecerá... Estoy convencida... (:

Garsil dijo...

Buenas tardes... A veces miramos,
todos los puntos cardinales,
otros al cielo o el infierno.
Pero al rayar el día estará el ocaso.
Gracias

El Joker dijo...

Que no te pase lo que a mi...

Por buscarlo a lo lejos no ves que está a tu lado.