jueves, 29 de marzo de 2012

Hoy

Hoy te quiero recordar que se vale gritar y salir corriendo; buscar una senda sin tempestad. Quiero que sepas que puedes volar, las alas de la vida nadie las puede cortar. Es necesario que entiendas el valor de decir "no más", de dejar todo atrás y romper las ataduras del reloj que marca 4:30AM. Vales más que un sueldo, vales más que la seguridad que te da una sociedad corrompida por el miedo a redefinir la vida.

Hoy, más que nunca, es necesario que despierte el dragón y escupa fuego, escupa dolor, escupa esas cadenas que aprisionan tu corazón. Levedad, eso espero de ti, que te reveles sin miedo a esa gran montaña llamada cotidianidad. Déjate guíar por el brote de los sauces, el cantar del petirrojo y el soñar del cóndor de los andes... Permite que la miel en los panales despierte el deseo de fluir hacia una estrella fugaz.

Mira la llanura que soberbia se abre en el horizonte como la esmeralda; los ojos de los amantes y el vibrar de los infantes... NECESITO QUE DESPIERTES, SÓLO TE PIEO QUE DESPIERTES (por piedad a ti).

"No se necesita ser estrella para brillar, ni sol para atardecer. Levántate luciérnaga de entre los matorrales"

5 comentarios:

El Joker dijo...

Estoy en eso...

Grito y me libero, me aprisiono nuevamente en terrenos que nunca quise explorar, aquellos que buscan mi bienestar.

Me libero de las prisiones que yo mismo cree.

Me libero en los atardeceres naranja y en los amaneceres violeta.

Me libero en medio del gris del cemento corporativo que depreda la hermosa sabana y destierra a los gorriones a mejores lugares

Me libero cuando te leo, cuando recuerdo que la poesia está en tus letras y el compás de la música se parece a la sonrisa en mi rostro despues de meditar lo que te leo

Elena P.G. dijo...

Gritar, volar, brillar: ser uno mismo, sin miedo.

Elena P.G. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ClothoBoBardi dijo...

Después de leerte me siento con más luz. Gracias, Vicky.

Elena P.G. dijo...

Vicky, tienes un premio "Liebster blog" en mi bitácora.
Besos y felicidades