sábado, 22 de diciembre de 2012

Metal



Creo que algunos elegimos pieles de metal cuando descubrimos cuán frágil es nuestro interior.

2 comentarios:

Elena P.G. dijo...

Es un escudo protector. Pero recuerda que el metal también se deshace...

ClothoBoBardi dijo...

Me gusta la combinación que hay en el post. El contraste frío-calor que sugiere. Un abrazo, Vicky!