viernes, 18 de octubre de 2013

"¿A quién has engañado? Con cara mimosa ¿Quién te hará ahora sonreír?"

¿Sabrán ellos que yo también tengo miedo a morir? En esta ciudad de más de 7 millones ¿Sabrán los que caminan cabizbajos que por mi cuerpo también fluye sangre? No lo sé...

¿Sabrán los que amo que ya perdoné todo, todo, absolutamente todo? ¿Sabrán ellos que los amo? ¿Se sentirán amados?

En una ciudad de más 7 millones me siento tan pequeño y no sé si mis sentimientos son más que el rugido que se extiende sobre la multitud que alguna vez fue sabana.

¿Dónde me he quedado yo? ¿En qué rincón yace mi oceánide? Bogotá llueve intempestivamente en octubre y no tengo paraguas para evitar el frío. Los andinos caminan grises como cuervos sedientos de tierra, mientras tanto yo... En un rincón veo la tormenta.

"Polvo eres y en polvo te convertirás" dicen en las iglesias de barrio mientras un pálpito existencial carcome mis neuronas ¿sabrán ellos que también temo perder? ¿Sabrán ellos que lo tengo todo en cuatro paredes? ¿Serán felices quienes amo?

No lo sé... Por eso soy bogotano.


5 comentarios:

ke dijo...

Ahora entre los 7 millones hay algunos que lo sabemos. Aunque hoy no esté allá (pero ya casi).
También soy Bogotana y amo extrañamente esa ciudad, como una herida, a la que no queda más remedio que cuidar, para que no se infecte.

Euterpe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ClothoBoBardi dijo...

La última frase me inquieta... Siembra una gran incertidumbre dentro de mí... Besos, Vicky.

Elena P.G. dijo...

Me cuesta imaginarme esa Bogotá tuya, tan contradictoria.
Abrazos, Vicky

Garsil dijo...

Buenas tardes... Es esta vida la dualidad,
nuestras almas viajeras son paradojas..
gracias.