miércoles, 30 de abril de 2014

El Cisne 2

Nunca pensó ese remedo de pato que en menos de una semana su destino cambiaría del dolor a la esperanza.

2 comentarios:

Elena P.G. dijo...

¡Qué alegría!!!!! :D

clothbbi dijo...

y tras leer ambas partes... esbozo una sonrisa de alegría por esa esperanza... :-)