miércoles, 16 de mayo de 2012

Dile al mundo lo que lloras las noches frías de la época de lluvias. No calles, que esa piel se retuerce con sentimientos varios, perdidos y dispersos, como esporas del bosque húmedo. Muéstrale a esas calles de concreto el arcoiris y calma los sonidos de la ciudad. Desliza por las piedras ese río de sentimientos y da de beber al pobre y oprimido: el hombre de mirada opaca y corbata.


Incúbate en océanos profundos, donde el sol lucha por permear los ojos profundos. Descúbrete... En esta sociedad vacía de sentidos y llena de preguntas. Escapa, escapa lejos, donde el colibrí funda su alma y el venado respira en la neblina.


Escapa, que la tarde atrapa las verdades bajo el telón.

2 comentarios:

Elena P.G. dijo...

¡Cúanta belleza contenida aquí!!!!!!!!!!!!!. Una bella forma de empezar el día.

ClothoBoBardi dijo...

no he dejado de llorar, de sentir la necesidad de derramarme en versos pulverizados.

Gracias por textos tan bellos, Vicky. Un abrazo.