lunes, 19 de abril de 2010

Eligiendo un héroe.

En mi vida he querido muchas clases de héroes, siempre he esperado alguien que tenga la fórmula para cambiar mi realidad. Me gustaría un día levantarme y sentir una mano en mi hombro, acto seguido, una persona mirándome fijamente y diciendo: puedo cambiar tu existencia.

Creo que esa fantasía de la doncella es la que tienen algunos seres de mi planeta. Existe una figura llamada presidente (que es una persona antes los millones de seres que habitan un territorio) la cual después de ser elegida promete una realidad. Se levantan los seres con los corazones llenos de fulgor, algunos con banderas, otros con los ojos brillantes, éste si va a cambiar el país.

Honestamente aprendí a ser una doncella caballero, un ser que se debe rescatar a sí mismo, de modo que pensar que llegará un héroe que va a cambiar mi destino... que lindos son los seres humanos, destilan su ternura en las urnas, como si la realidad la creara un presidente y no los miembros de una nación...

"cómo son de felices las vírgenes inocentes, el mundo olvidando por el mundo olvidado, eterno resplandor en una mente sin recuerdos, cada plegaria acepta y cada una con resignación"

1 comentario:

El Joker dijo...

Se vale un anti-héroe con corazón de héroe?

(O sea yo)