miércoles, 23 de marzo de 2011

¿de qué sirve ser libra?

Mientras caminaba como de costumbre, por ese caminito verde lleno de árboles, dos picaflores estaban muy cerca, el uno del otro. Siempre camino a gran velocidad, a veces caculo demasiado el tiempo. Esta vez me detuve, quería verlos, quería contemplarlos, el tiempo se rompió y algo mínimo pero grande destruyó mi día a día. No sé si peleaban o se amaban, era tal la emoción que cargaban que a veces chocaban sus alas y permitían que yo estuviera muy cerca de ellos. Recordé entonces el animal de mi signo: el picaflor... muchos aleteos para poder estar en pie. Diría un amigo, el desequilibrio celestial.

1 comentario:

El Joker dijo...

Libra

El equilibrio
El temor a estar sol@
La objetividad sin sentimiento

La perfecta medida de la retribución