viernes, 11 de marzo de 2011

Más allá de las estrellas, susurra mi titilar la espera...
Más allá del arcoiris, estoy yo sin máscaras ni miedos, simplemente espero.
Al otro lado del horizonte, donde quizás arrojaste un beso para trascender al alba, estoy con los brazos abiertos.
En la tarde, en ese pequeño momento donde el sol emite, como si fuese su último aliento, un rayo naranja, penetrando las paredes de los apartamentos, estoy yo, mirando al infinito.

Atravesando la noche, en los corredores entre estrellas, en la palabra no dicha, en la incógnita de la ecuación, me encuentro vibrando de manera casi secreta...

En esos momentos que no recuerdas, en las huellas que se borran, en el lamento silente, en la risa cómplice... En esas pequeñas cosas que un humano no recuerda... estoy yo.

Buscándome en las dunas del desierto, deberás ser atento, puesto que no estoy en la arena, estoy en el viento...

En lo profundo del océano, deberás ser persistente, no estoy en el agua, no en la oscuridad, estoy en el reflejo.

Todo lo que sé y no sabes, todo lo que sentí... aguarda en un lugar que aún no has soñado.

Te amo.

1 comentario:

El Joker dijo...

Jeje

Acabo de leer este post de abajo para arriba y me pareció sublime.

Locuras mias.