miércoles, 9 de marzo de 2011

Después

Después de aprender qué es una zooxantela, el funcionamiento del sistema de condensación de los páramos, de comprender las celdas de convección en la meteorología, de entender que un gran descubrimiento del siglo XX es que el cambio de flujo eléctrico induce a un campo magnético, después de comprender qué es la circulación termohalina, entalpía y entropía, después, después, después de madrugar a las 4:30 AM de enfrentarme a más de un académico, de redactar... Después, después, después de renunciar a mirar los atardeceres, de renunciar a disfrutar la hierba, de llegar a estudiar a mi casa, después de todo eso he llegado a una conclusión:

Me comienzo a sentir agotado
Estoy que me quiebro

3 comentarios:

El Joker dijo...

Cuando comienzas a sentirte agotado es señal inequivoca que estas a punto de iniciar a consumir tu tanque de reserva... y créeme, es mas infinito de los que te imaginas.

ClothoBoBardi dijo...

¡Ya somos dos!

Pircamita dijo...

El agotamiento...
Yo mas bien lo definiría como ese estado cuerdo que nos hace ubicar, sin atrofiar los demás sucesos poco cuerdos de nuestra existencia.